# LA PUS DEL PAN | Diario Democracia en México... ¡ya!

LA PUS DEL PAN

Antonio Limón López

  

Apenas se confirmó que Margarita Zavala Gómez del Campo renunciaba a 33 años de militancia panista, el Senador por Baja California Ernesto Ruffo Appel dijo que por fin la “Pus salía del PAN”, algo que sorprendió a todo el mundo, pues pocos hubieran esperado semejante comentario de quien fuera el primer gobernador reconocido del PAN.

Ernesto Ruffo Appel fue el primer panista alcalde de un ayuntamiento de Baja California, y debió enfrentarse al gobernador Xicotencatl Leyva Mortera quien era un empresario de la radio, Notario Público, traficante de influencias, y multimillonario de izquierda, que hizo su fortuna desde las arcas públicas. Finalmente Carlos Salinas intervino y envió a Leyva Mortera al destierro.

En campaña Ruffo Appel prometió separar al Estado de los Convenios de Coordinación Fiscal, pues alegaba y con razón que Baja California pagaba mas impuestos que los que recibía, prometió no intervenir en el PAN, ni tener un partido de gobierno, ofreció un verdadero estado de derecho y de legalidad, y afirmó que la democracia imperaría en Baja California.

En 1989 Ernesto Ruffo Appel ganó la gubernatura a Margarita Ortega Villa, y a partir de ese momento se esperaba un gobierno diferente, mejor, honesto, democrático y con un ejercicio autentico de soberanía fiscal, tal como lo mandata la Constitución, y tal como lo prometió el ahora Gobernador.

Sin embargo todo fue una vana esperanza, Ruffo fue un Gobernador intervencionista dentro del PAN a la manera tradicional priista, pero con la insidia propia de su personalidad, en su primera reunión con Carlos Salinas ya como gobernador firmó los Convenios de Coordinación Fiscal y se sentó a la derecha de Salinas en la fotografía oficial.

En su gobierno promovió la “sana” convivencia con los grupos de narcotraficantes, se afilió abiertamente al salinismo, intervino dentro del PAN para favorecer a sus amigos y proteger a su mafioso hermano Claudio Ruffo Appel. Con el tiempo se supo que despreciaba la Democracia panista, y se comportó como un disciplinado gobernador priista, pero su gusto por los narcotraficantes le trajeron sus mayores problemas.

El 3 de marzo de 1983 la policía Judicial de Tijuana atrapó, después de una sanguinaria balacera en una zona altamente poblada y a plena luz del día, a Javier Arellano Félix y a Ismael Higuera alias “El Mayel”, por lo que el gobierno de Ruffo Appel procedió de inmediato a liberarlos y a desaparecer el acta, un diario local publicó imágenes de Arellano esposado. Al conocer Salinas los hechos y que ocurrió el enfrentamiento a balazos, también entre las policias estatales y federales por atrapar al par de celebridades, la relación de Ruffo con Salinas se acabó, a esto se se sumó el asesinato de Colosio, en que se acusó al gobernador de no proporcionar apoyo alguno a la seguridad del candidato.

Ante los bajacalifornianos su imagen rodó por los suelos no por lo anterior, sino por su infatigable pasión por corretear secretarias, empleadas, funcionarias, fue el comentario diario de todo mundo en la entidad, después de un feo y muy público divorcio, en que su entonces esposa Margarita Sánchez del Palacio le puso el cuerno después de las infidelidades patológicas de Ruffo, con las que causaba pena ajena en Mexicali, la sociedad mas conservadora del Estado. Incluso ahora en 2017, presume entre sus amigos de las correrías en el Senado, entre ellas alguna senadora y una que que otra edecán.

Finalizó su gobierno dando tumbos, sin dinero para sostener al gobierno, sin ser recibido por Aspe Armella el poderoso Secretario de Hacienda a quien le pedía dinero para completar la nómina, y su grupo de favorecidos no estuvieron a la altura de la oportunidad histórica que tuvieron, pero en fin, eso es otro largo tema.

El caso es que cuando terminó su gobierno en 1995, Ruffo Appel andaba sin ningún proyecto, ni siquiera podía dar conferencias pues a duras penas habla el español, es de una incultura extrema, casi es un ser primitivo, así que la fortuna le tocó la puerta, Felipe Calderón lo buscó para ofrecerle ser su Secretario General en la elección del Presidente Nacional del PAN, claro, Ruffo Appel aceptó feliz.

Ocurrió que durante el recorrido de Felipe Calderón acompañado de Ruffo Appel, este percibió que era mas reconocido él que Felipe Calderón. Ernesto Ruffo era el primer gobernador panista, pero era un desconocido a nivel nacional, pues apenas entró al PAN para ser alcalde de ensenada y antes de terminar su trienio, ya era candidato a Gobernador, así que era un desconocido fuera de Baja California.

Entonces, Ruffo decidió traicionar a Felipe Calderón, en sus cuentas barrería en la elección dentro del PAN, pues él se creía muy por encima de ese chamaco, y claro que traicionó a Calderón que le había tendido su mano.

Para Ruffo Appel traicionar era algo muy normal, traicionó sus promesas de candidato, traicionó al PAN, traicionó a su amigo Salinas de Gortari, incluso traicionó a su familia con sus infidelidades y descaro ¿Por qué no habría de traicionar a Felipe Calderón?

Felipe no lo podía creer, no es que fuera un confiado, pero una traición tan pública, era algo fuera de lo imaginable, así que de no tener contrincante a tener de contrincante a Ruffo Appel, el popular primer gobernador panista, había una diferencia abismal.

Pero Felipe Calderón en los días de convivencia con Ruffo Appel descubrió algo pasmoso, no era el genio que decían, sino un ignorante, un patán, un pretencioso, un admirador de narcos, un traidor incapaz de lealtad alguna que no fuera a su persona, así que pidió a los consejeros nacionales que para elegir a quien de entre los dos sería el Presidente Nacional, fuera obligado que cada consejero se entrevistara personalmente, en dos ocasiones y en privado con cada uno de los dos candidatos al menos por una hora, para tener la oportunidad de conocer a los candidatos, a sus propuestas y decidir con conocimiento.

Al inicio Ruffo Appel llevaba una ventaja de 80%, pero después de la primera ronda, prácticamente se habían igualado, y al terminar la segunda ronda, ya Felipe Calderón llevaba una ventaja aproximada del 100% de los consejeros. Los consejeros panistas quedaron espantados con la clase de villano que era el bajacaliforniano, y así Felipe Calderón fue presidente del PAN a partir de 1996 y Ruffo Appel salió de la política.

Pero Ruffo Appel, después fue contactado por inversionistas extranjeros para que encabezara el proyecto del Puerto de altura de Bahía Colonet, con una inversión de cientos de miles de millones de dolares, pero Felipe Calderón en venganza bloqueó su proyecto y Ruffo derrotado de nueva cuenta, se fue a vivir con una señora que lo mantuvo en San Diego California, su aburrida ciudad natal, de donde fue rescatado por los panistas Madero y Anaya para hacerlo Senador, conocedores de su encarnizado odio por Felipe Calderón.

Por: Antonio Limón López


@AntonioLimon

Política, política mexicana y política a la mexicana

Compartir con Google Plus

Aviso de la Redacción

Diario Democracia en México... ¡ya! es tu medio por el cual, sin importar ideología política y sin censura, podrás expresar tus comentarios o bien, te publicamos en formato de columna de opinión tus conceptos o ideas. Todas las voces son bienvenidas. Contacto: @Democracia_mx
    Comentar con Blogger
    Comentar con Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario