# PRD, en riesgo de éxodo por salida de liderazgos | Diario Democracia en México... ¡ya!

PRD, en riesgo de éxodo por salida de liderazgos

Está en peligro de perder 500 mil militantes tras la renuncia de dirigentes de tribus que rechazan una alianza con el PAN

La conformación del Frente Ciudadano por México y una posible alianza electoral con el PAN en 2018 han sido las principales causas de que miles de militantes dejen al Partido de la Revolución Democrática.


CIUDAD DE MÉXICO

La salida de dirigentes de corrientes como IDN y Unidad Democrática Nacional pone al PRD en riesgo de perder al menos 500 mil de sus más de cinco millones de militantes, lo que, de acuerdo con especialistas, fortalece a Morena.

Al interior del sol azteca, la principal riña ideológica es la “alianza anti natura” con el PAN, mediante el Frente Ciudadano por México. Dicha situación termina de desdibujarlo como partido de izquierda para ceder dicha estafeta al partido de Andrés Manuel López Obrador, en opinión del analista Roberto Duque.

En el último año, figuras de peso político han abandonado el PRD. Se trata de fundadores y expresidentes de la talla de Leonel Godoy, Dolores Padierna, René Bejarano y Miguel Barbosa, así como más de una decena de legisladores.

Dichas renuncias restan bastante al partido, pues se trata de líderes de movimientos que representan al menos 500 mil seguidores, de acuerdo con una estimación de Excélsior.

Por ejemplo, junto con la separación de Rey Morales, en julio de este año, 45 mil militantes de Oaxaca renunciaron al partido; en tanto que siete mil 443 militantes del Movimiento Nacional por la Esperanza, encabezado por René Bejarano, optaron por irse a Morena.

Cabe señalar que en el movimiento de Bejarano hay al menos 500 mil militantes, 9.6% del padrón del partido, de acuerdo con las cifras de afiliados que declara Ángel Ávila, presidente del Consejo Nacional, quien afirma que el partido tiene cinco millones 200 mil militantes.

La última renuncia dentro del PRD es la de José Narro Céspedes, líder de la tribu Unidad Democrática Nacional, con al menos 10 mil integrantes. El también dirigente de la Coordinadora Nacional Plan de Ayala (CNPA) dio a conocer su salida el pasado jueves, para integrarse al proyecto de López Obrador.

Costos políticos

“La conformación del Frente Ciudadano por México, junto con el PAN y Movimiento Ciudadano, tiene costos para el PRD y deja a Morena como opción y fuerza de izquierda en México”, considera el analista político, Roberto Duque.

La apuesta es arriesgada, si el Frente Ciudadano por México -de concretarse la coalición electoral- no obtiene un logro nacional, estaremos “empezando a ver la agonía del partido”, explica.

“Si triunfara el Frente a nivel nacional, el PRD podría mantener algunos espacios”, aclara Duque.

—¿Estamos presenciando una desbandada?

“No sé si la calificaría como desbandada, pero sí creo que se termina de desdibujar el PRD como partido de izquierda en México; llegó a ser el partido que representaba a la izquierda en el país. Y ahora esa estafeta la ha cedido totalmente, o la está cediendo totalmente, a López Obrador, con la alianza completamente antinatural que trae con el PAN”, expone.

No obstante, algunos integrantes del sol azteca como Ángel Ávila, presidente del Consejo Nacional de este grupo político, defienden la alianza con Acción Nacional y consideran que provocó una “especie de purga” y que el PRD se queda con lo mejor.

Alejandro Sánchez Camacho, quien quedó como vocero de Izquierda Democrática Nacional (IDN) cuando sus líderes, Dolores Padierna y René Bejarano, decidieron renunciar al partido y firmar el Acuerdo Político Nacional de López Obrador, reconoce que la salida de los políticos es un golpe al grupo político.

En entrevista, el perredista señala que la renuncia de militantes pone al PRD frente a dos importantes retos: ir más allá de los liderazgos y escuchar a las corrientes que son minoría.

“Es natural que figuras que fundaron nuestro partido, el PRD, que tienen un liderazgo político nacional más allá del PRD, sí dan un golpe a nuestro partido y lo pone a prueba poder funcionar más allá de las personas, como una dirección colectiva. Ése es el reto que nuestro partido tiene”, puntualiza.

Estimaciones de la corriente indican que son aproximadamente 500 mil militantes quienes están con Padierna y Bejarano, y aunque es difícil saber cuántos de ellos tomarán la opción de Morena, el golpe político es de esperarse.

Sánchez Camacho enfatiza que, para contrarrestar esta ruptura interna, el trabajo debe realizarse desde una estrategia que logre atraer a la población electoral con propuestas reales.

“Es de esperarse; es natural que al haber salidas de militantes, eso tenga un efecto en el número de la votación”, sostiene.

No obstante, para recuperar la fuerza perredista, la necesidad de voltear a las tribus de minoría es más que urgente, agrega.

“Por un ejercicio de gobernabilidad y también de práctica democrática, deben encontrarse los puentes de entendimiento entre una decisión de mayoría que, repito, es una decisión institucional de los órganos de dirección, con una posición de minoría, reconocida como tal. Pero se requiere respetar los acuerdos democráticos institucionales, de tal forma que el puente de entendimiento entre una y otra debe ser la gobernabilidad y la democracia”, asegura el perredista.

Lenta agonía

La salida de figuras importantes del perredismo no es una situación nueva, al contrario, es el resultado de decisiones tomadas y que han vuelto al partido como un “grupo político de interés”, sentencia el líder de Militantes de Izquierda, Carlos Sotelo.

En ocho años, diversos fundadores han dejado el PRD, como Cuauhtémoc Cárdenas o Leonel Godoy, sin embargo, a consideración del perredista, conforme van pasando las semanas “la separación del partido se va agudizando”.

“El PRD viene sufriendo un proceso continuo de degradación. Y me refiero a los dirigentes, porque todavía hay una base militante, pequeña, pero aún la hay, humana, noble, generosa, que está dando la batalla por cambiar las cosas en México”, indica.

Sotelo, quien abiertamente apoya el proyecto de López Obrador pero no dejará el sol azteca, recuerda que el porcentaje de votación del partido ha disminuido al menos diez puntos, al pasar de 15 o 18 a seis u ocho.

Afirma que no se sabe cuántos dejarán al PRD, toda vez que muchos no han renunciado o no los han expulsado, pero apoyan la causa del líder de Morena; “estamos combatiendo la claudicación de la dirección nacional del PRD”, concluye.

Rupturas

Cuauhtémoc Cárdenas, fundador del PRD, renunció al partido en noviembre de 2014, por diferencias con la dirigencia respecto a los principios del partido.

En abril de este año, Miguel Barbosa, quien se desempeñó como coordinador del PRD en el Senado, salió del partido.

En septiembre, Leonel Godoy, exdirigente nacional del sol azteca, dejó el partido, en rechazo a la alianza con el PAN mediante el Frente Ciudadano por México.

También a inicios de septiembre, Dolores Padierna, exdirigente nacional del PRD, renunció a 30 años de militancia en el partido, junto con su esposo, René Bejarano, quien fuera líder de IDN.


Excélsior

Compartir con Google Plus

Aviso de la Redacción

Diario Democracia en México... ¡ya! es tu medio por el cual, sin importar ideología política y sin censura, podrás expresar tus comentarios o bien, te publicamos en formato de columna de opinión tus conceptos o ideas. Todas las voces son bienvenidas. Contacto: @Democracia_mx
    Comentar con Blogger
    Comentar con Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario